lunes, 7 de marzo de 2011

La importancia de la música en el cine (y 2)

Bueno, aquí tenemos los resultados del taller de música y cine, en el que el grupo de 4ºB ha investigado con los efectos que la música puede tener sobre las imágenes, y la importancia de la misma a la hora de sugerir en el espectador diferentes emociones, con independencia de lo que las imágenes nos muestren.
Para ello hemos seleccionado un par de fragmentos de películas clásicas: la escena del muelle de la naranja mecánica de Stanley Kubrick y la escena del ataque de Tiburón de Steven Spielberg.
La tesis era que mediante la manipulación de la banda sonora consiguiesemos provocar en el espectador una emoción distinta a la que el director proyectó en origen.
Las herramientas que hemos utilizado para trabajar en este taller han sido el aTubeCatcher para la captura de video y audio, el Audacity para la edición de audio y el Windows Movie Maker para el montaje y edicion de video más audio.
Pues venga, id a por las palomitas, que esto empieza ya.

video video

 Empezamos con el trabajo que Tania y Airaiba han hecho con la escena del muelle de La naranja mecánica. Manipulando las imágenes e insertando la música de El Muro de Pink Floyd la primera y de un reggaeton la segunda han conseguido un efecto de videoclip musical muy distinto del que el director creó en origen.


En este segundo ejemplo Queren ha acelerado las imágenes de video y las ha mezclado con una música de pianola. El efecto resultante es como de película de cine mudo de los años 20, produciendo comicidad en lugar de la angustia y miedo que nos provocó el montaje original del maestro Steven Spielberg.

video


Si en el montaje original, Kubrick nos servía esta escena con la deliciosa obertura de la Gazza Ladra de Rossini, lo que nos provocaba una ambivalente sensación de agrado- rechazo hacía la violencia gratuita que estabamos viendo, este montaje de Aitor busca solamente provocarnos rechazo y asco hacia las imágenes que la camara nos muestra. Para ello, además de un complicado montaje de diferentes escenas de la pelicula, se ha servido de la obsesionante música de la película Requiem for a dream obra de Clint Mansell.

Otro ejemplo de pelicula de terror que se convierte en un chiste cuando le ponemos una banda sonora como la que ha elegido David. En esta ocasión se trata de la bandas sonora de Titanic (lo cual tiene mucha coña si se piensa). Para reforzar el efecto de comicidad se han incluido unas risas enlatadas que mueven a eso...a risa.

Esperamos que sepais disculpar algunos fallos que hemos cometido en la realización por falta de tiempo como el timing, los fade out, etc. Con una sesión más seguro que lo hubiesemos pulido. Y también nos gustaría que nuestro trabajo sirva para entender y valorar el que realizan tantos y tantos maestros que han puesto su sabiduría músical al servicio del septimo arte.

2 comentarios:

  1. Fantástico trabajo. Tengo un programa de música de cine en una radio local en Villacañas (Toledo) y recomendaré que visitén tu blog para ver el resultado del interesante trabajo realizado por tus alumnos. Enhorabuena.

    Antonio Domingo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Antonio. Esto les va a gustar a mis alumn@s seguro

    ResponderEliminar