miércoles, 23 de mayo de 2012

Dietrich Fischer-Dieskau (y el lied se hizo carne) D.E.P.

El 18 de Mayo, hace tan solo 5 días nos dejo el gran barítono alemán Dietrich Fischer-Dieskau, considerado por muchos el mejor intérprete de lieder schubertianos. Estos días estamos tratando justamente los géneros musicales del romanticismo, y hemos visto como el lied es uno de los preferidos por el público del siglo XIX , al menos en el ámbito germanoparlante.
El lied es una composición simple, es decir en un solo movimiento para voz y piano, cantada en alemán y basado en un poema, generalmente de carácter culto. Su origen se remonta al siglo XVIII pero adquiere su mayoría de edad en el XIX, es decir en el Romanticismo.
Los principales cultivadores de este género son Schumann y sobre todo Schubert. Este último escogía textos de poetas consagrados como Goethe y Schiller y también de amigos vieneses menos conocidos como Mayrhofer  o Müller. De este último destacan los ciclos de lieder Die schöne Müllerin (la bella molinera) y Winterreise (viaje en invierno) 
Una característica de los lieder de Schubert es que el piano traduce de alguna manera lo que el texto nos va contando, la prisa, el sufrimiento, el miedo, la dulzura, el sonido de los objetos de los que nos habla el poema, etc. Vamos a escuchar un ejemplo cantado de forma magistral por nuestro protagonista Fischer-Dieskau. Se trata de Erlkönig sobre un poema de Goethe. En realidad es un cuento gótico, que nos habla del rey de los elfos, un personaje mitológico parecido a nuestro hombre del saco, que persigue a un niño mientras atraviesa un bosque a caballo, en compañía de su padre.


Escuchad en esta grabación histórica la maestría de nuestro barítono, observad como simula las voces de los tres protagonistas: el niño, el padre y el rey de los elfos más la del narrador, en total cuatro registros, observad como tensa la voz en los momentos más dramáticos, como respira, como utiliza los matices dinámicos, como interpreta con sus gestos los personajes. 



Grande, enorme artista, descanse en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada